cerco para caballos con traviesas de tren

Traviesas de tren

Agrobroker

[frame align=”center”][/frame] Dentro de la categoria de instalaciones hípicas podemos destacar las traviesas de tren  las cuales constituyen sin duda un elemento típico en las construcciones de exterior. Es muy habitual verlas en vallados de madera y en todo tipo de cerramientos, destacando entre el mundo ganadero especialmente. En jardinería son utilizadas para la ejecución de bordillos, alcorques, escaleras y sujeción de taludes.

En el paisaje de España, las traviesas usadas de tren se encuentran totalmente integradas, particularmente en las zonas agrícolas y ganaderas y más en concreto en la ganadería brava y caballar. Cerrados, vallados, cercados para caballos, corrales o padocks, son construcciones en las que las traviesas aportan, independientemente de su estética, seguridad, fuerza y garantía.

La medida más común es la de 260x24x12, aunque existen más medidas dependiendo del uso y la procedencia. En el mercado podemos encontrar traviesas de dos medidas fundamentalmente:
* hasta 6m de longitud
* de 2, 60m,
Estas medidas admiten ciertas tolerancias debido a que es este un material usado y por tanto desgastado.

En cuanto a la clasificación de las traviesas de tren, no existe ninguna regulación al respecto, pero la más común es la que clasifica en dos categorías en función del estado de la traviesa:
* aquellas que miradas de canto cuando están apiladas, no presentan grandes grietas en los cantos y su conformación longitudinal es más o menos uniforme y
* las que los cantos presentan rajas de cierta consideración y su conformación no es uniforme, presentando rebajes, deformaciones y desgaste.

[frame align=”center”]cerco para caballos con traviesas de tren[/frame]

Normalmente este tipo de traviesas están creosotadas o tratadas con creosota, producto que impregna la madera mediante un autoclave de vacío-presión, consiguiendo preservar la madera de ataques de hongos o insectos que pudrirían o se comerían la madera dejándola inutilizada. La creosota es sin duda el tratamiento más eficaz al que se puede someter a la madera, pero por razones sanitarias su uso está regulado por la Comunidad Euopea en su Diario Oficial número L 365/6, donde se prohibe expresamente el uso de la madera tratada con creosota en instalaciones públicas de ocio, quedando su uso permitido para usos profesionales, como puertos y vías navegables , construcción de cercados agrícolas, postes de tendido eléctrico o telefónico y ferrocarriles.

Su robustez y durabilidad son sin duda las principales razones de su uso, unido también al precio, que como material usado es más que razonable. También el trabajar con madera nos permite poder cortar, empalmar y realizar cualquier tipo de figura lo cual hace de las traviesas de tren un material muy versátil.

AgrobrokerTraviesas de tren